LA VIDA…

La vida pasa ante mí

delante de mis narices    

sin darme cuenta de nada    

sin saber lo que hice o no hice .

 

Me pregunto entre mil dudas

Cuándo fue si no el momento.

Me instalé en la noche oscura

Perdí la noción del tiempo.

 

Qué estúpida, qué torpe

no lo vi ¿Qué estaba haciendo?

Me sumía en la locura

Sin ver la luz que llevaba dentro.

 

No tengo más horas, para disfrutar de ti.

No tengo más tiempo para abrazarme a ti.

Mi vida contigo se puede consumir

En un eterno abrazo, yo en tu pecho, dime sí…

 

«Pase lo que pase, 2005»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *