«En la esquina del metro» #MiTextoMiVoz

Imagina que te enamoraste de tu mejor amigo. Imagina que él conoció a su novia un poco antes que a ti. Imagina que tú eres un espectador más de su felicidad, y lo ves cuando regresas a la ciudad y compruebas que todo sigue igual, incluso lo que sientes por él…
De esto habla este capítulo de «Mi texto, mi voz».
Les dejo el texto escrito y el audio, y si gustan escuchar todos los capítulos, les dejo la lista de reproducción AQUÍ.
¿Les ha pasado algo parecido…? Cuéntenme … Besitossss
Sandra***»EN LA ESQUINA DEL METRO» Sandra Corcuera
Te espero un día más, en la esquina del metro como antes, y como siempre. No me arreglé demasiado, sólo lo justo para que no se note que quiero que me veas bonita. No me atreví a ponerme mi perfume sexy, preferí oler sólo a mí. Me sorprendes con un abrazo en mi despiste, y sólo oigo una cascada de besos en mi mejilla, y me envuelve tu calor. El tiempo se para, la calle se silencia. Y me quiero quedar en tus brazos, anclada en tus besos para siempre… equilibrios al borde del bien y del mal, porque eso es todo lo que puedo esperar de ti sin sentirme culpable, sin ser la mala de la película. Me cuelgo de tu brazo y lo disfrazo de amistad mientras te sueño algo mío… Y una vez más, las horas vuelan y se acerca la despedida… y yo lamento no haberte conocido sólo un poquito antes… Ya sólo me permito verte de lejos, te sueño en secreto, me pierdo en tus palabras porque me envuelven las fantasías sobre ti. Y me abrazas tan fuerte, y me quieres tanto, y te quiero tanto… lástima de tiempo que me dejó atrás… porque cada año resisto menos… Nos despedimos, me dedicas tus últimos mejores deseos, y yo dejo de escucharte… Sólo te miro a esos ojos tuyos, te tomo la cara con las manos, y rezo para no ser imprudente, para no pasar el límite de la condena. Un último abrazo, dos cuerpos que encajan y no se quieren separar, mi corazón retumba por todas partes, no sé si voy a resistir. Y te vas, y te veo marchar calle abajo, y yo me voy por donde vine… hasta el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *