>BEN STILLER, la crónica de la aventura de la botella

>

Cuando supe que venía me dije «le pienso pedir que haga la mirada Acero Azul en plena rueda de prensa», y … ¡la que se ha liado al final! jajaja
Fui clara, directa y rápida, por si se les ocurría quitarme el micro al ver lo que iba a decir…:
«Ben Stiller, me encantas, y me encantan tus pelis porque me parto contigo. Sueño en que me hagas la mirada Acero Azul un día, y en un rato una compañera y yo nos pelearemos por tu botella de agua…»
A lo que él respondió que estaba encantado de que me gustara, y que me vendía su botella por 5 céntimos, ¡que´mono! jajjaa… ¡Pero no quedó todo ahí! Cuando acaba el turno de preguntas, volvieron a tomarle fotos y me acerqué al photocall, ¡ahí volvió a verme pero de cerca! y fue cuando aproveché para pedirle LA BOTELLA DE AGUA… jajaja… Tan majo el tío la fue a buscar, posó un rato con ella y luego vino a dármela in person, le di las gracias, me dijo q gratis, q no me la cobraba al final, jajaja, y luego SE ABALANZÓ a darme un BESO y un ABRAZO!!! Dios, y yo estaba abrazando a DEREK ZOOLANDER, déjate de rollos, el mismísimo Zoolander, nen!!! jajaja… Si no he visto esa peli 100 veces… hasta los diálogos me sé de memoria, en inglés y en castellano!!!
Total, que se abrió la veda y ya todas las demás periodistas aprovecharon para pedir sus abrazos y demás, ¡pero el mío salió de él, es el genuino! jajaja…
Por la tarde, alfombra roja, y ahí volví al ataque: » con mi botellita en la mano esperé a que se acercara y «It’s me, the girl with the bottle again!» jajaja… El hombre le hizo gracia pq se rió y todo, y le di un rotu para que me la firmara… «¿me repites tu nombre…?» como si se lo hubiera dicho antes, qué mono, jajaja… Total, preguntitas de rigor al canto, y el MOMENTO CUMBRE.
Le suelto: «por favor, me harías muy feliz si quisieras hacer conmigo la mirada Acero Azul…»
OF COURSE!!! me dijo…
Y ahí que nos ponemos los dos abrazaditos(bueno, más bien agarrándole yo a él) a mirar a mi cámara, por un lado, y luego a la de Víctor (mi fotógrafo oficial) por otro, hasta que Miguel (mi otro fotógrafo oficial) me pega un grito desde el otro lado de la alfombra y Ben y yo nos giramos para posar en la otra dirección, JAJAJAJA…
Que´bueno, nen, es que fue la risa…
Luego me cuenta Liz (compi periodista, competíamos por lo de la botella) que le dice a Ben que estaba muy triste pq me dio la botella a mí, y que ella tuvo que quedarse con la lata de coke, él se rió, y se la firmó también!! Total, que todos tan contentos!! jajaja…
Sólo un super fan de ZOOLANDER puede entender en estos momentos lo que ha significado para mí hacer la mirada ACERO AZUL con el mismísimo Ben Stiller, en serio, una experiencia totalmente religiosa… jajajajja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *